CASA MARTÍN - Miel Natural - Apartamentos Rurales - Turismo Rural en Asturias - Reserva Natural de Muniellos

  T: 627 564 841  -  669 699 595      



33812 Fondos de Vega
Degaña - Principado de Asturias
627 56 48 41
669 69 95 95
info@casamartin.es
www.casamartin.es

El Senado pide la obligatoriedad de indicar en la miel el país de origen

El Senado pide la obligatoriedad de indicar en la miel el país de origen

El Senado pide la obligatoriedad de indicar en la miel el país de origen
Vota esta entrada

La Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación del Senado ha pedido al Gobierno que en la modificación del Real Decreto 1049/2003, de 1 de agosto, por el que se aprueba la norma de calidad relativa a la miel, actualmente en preparación, se establezca la obligatoriedad de indicar en la etiqueta el país o países de origen del producto. La moción, presentada por el Grupo Socialista y enmendada por el Grupo Popular y por el Grupo Mixto-Compromis ha contado con el apoyo de todos los grupos.

El senador onubense Amaro Huelva, impulsor de esta iniciativa, ha destacado la importancia de esta iniciativa dirigida a buscar una solución al problema relativo a la comercialización de la miel. “Señorías, con esta moción pretendemos que por parte del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación se sea sensible con las más de 24.500 explotaciones apícolas que existen y que integran casi 2.500.000 colmenas”, ha precisado.

Amaro Huelva ha señalado que “nuestra producción ronda, en torno, a las 34.000 toneladas con un valor aproximado de 62 millones de euros, somos también el primer país productor de la UE y el duodécimo del mundo”. Y ha hecho hincapié en que “exportamos un 65% más de miel que el que importamos, y en que nuestros principales destinos de exportación son Francia y Alemania, que acaparan el 60% de la exportación comunitaria”.

No obstante, Amaro Huelva ha advertido de que nuestro país también es un gran importador de mieles, 22.000 toneladas, que en más de un 65 % proceden de China, al igual que ocurre en el resto de la Unión Europea, en la que China supera a proveedores históricos como Argentina o Uruguay.

En este sentido, ha recordado que la Directiva 2001/110/CE del Consejo de 20 de diciembre de 2001 relativa a la miel, estableció un cierto margen para que los Estados Miembros pudieran obligar a sus operadores a indicar, en el etiquetado de mieles de mezcla, el país de procedencia de cada una de las fracciones de miel que la conforman. “Así lo hizo Italia al trasponer la Directiva a su ordenamiento jurídico interno, y Francia ha hecho una modificación reciente en su normativa interna para recoger esta obligación que permite la Directiva”, ha agregado.

Además, ha hecho hincapié en que el sector apícola en nuestro país lleva bastantes años atravesando múltiples dificultades -como los pesticidas que no dejan de proliferar, como la varroasis sigue haciendo estragos, o como la avispa asiática que sigue mermando las colmenas-, y ha asegurado que estos problemas se están combatiendo desde el Gobierno y las comunidades autónomas “con firmeza y en colaboración con las apicultoras y apicultores”.

El senador del PSOE también ha apuntado que a estos problemas se deben añadir otros de otra índole y que afectan, en algunas ocasiones, en superior medida a las anteriores, como son las condiciones laborales, las de producción y los estándares de calidad y de sanidad en los países desde los que importamos la miel que consumimos, “que no son tan exigentes como los de la Unión Europea”. “Ello redunda en situaciones de competencia desleal entre los productores europeos y los de países terceros, así como se pueden estar vulnerando los derechos de los consumidores a conocer las condiciones de producción y la calidad de los productos que se consumen”, ha advertido.

Por último, Amaro Huelva ha terminado su exposición afirmando que el Gobierno de España conoce la preocupación del sector apícola, particularmente en la problemática de la indicación del origen de las mieles, y ha asegurado que está trabajando en la modificación del Real Decreto 1049/2003, de 1 de agosto, por el que se aprueba la Norma de calidad relativa a la miel, que traspuso dicha Directiva al ordenamiento jurídico español, con el fin de que en las mieles de mezcla, sea obligatoria la indicación del país de procedencia de cada una de las fracciones de miel que la conforman.

“Es algo bueno para los consumidores, para todos los españoles que el Gobierno de España haga lo posible para que sepamos de dónde proceden las mieles que comemos, y estamos convencidos de que la sensibilidad del presidente del Gobierno y del ministro de Agricultura va en este sentido”, ha concluido.

 

Peticiones de organizaciones del sector

El senador del PSOE también se ha referido a que hay distintas organizaciones apícolas que están pidiendo al Gobierno que, como sucede en otros países de nuestro entorno sea obligatorio detallar en la etiqueta el país de origen de la miel tanto como garantía de los productores, como para garantía de los consumidores de conocer y decidir libremente sobre los productos que adquieren y consumen e, incluso, que se arbitren sanciones si no se cumple esta exigencia.

En este sentido se han pronunciado las organizaciones profesionales agrarias, la sectorial de la miel de Cooperativas Agroalimentarias, que han pedido al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente que modificara la normativa actual para obligar a detallar el país de origen y su porcentaje en el etiquetado de la miel (tal y como ya sucede en otros países comunitarios como Italia, Polonia o Grecia) o la Asociación Española de Apicultores (AEA) que ha creado la Plataforma de Etiquetado Claro, de la que forman parte más de 20 asociaciones.

También la eurodiputada socialista y vicepresidenta de la comisión de Agricultura de la Eurocámara, Clara Aguilera, ha pedido a la Comisión Europea una clarificación sobre las normas obligatorias del origen en el etiquetado de la miel.

En una pregunta parlamentaria a la Comisión Europea, recientemente presentada Aguilera, alertó de los “problemas” de la actual Directiva 2014/63/UE “que permite etiquetar mieles con menos del 1% de miel UE como mezcla de mieles UE-no UE, sin precisar el origen del 99% del producto. Esto va en detrimento de los derechos de los consumidores así como de los productores”.

En su pregunta, Aguilera señaló “que la actual norma europea no responde a las necesidades y expectativas, ni del sector, en la valorización de su producto, ni de los consumidores europeos que tienen derecho a una información precisa sobre el origen del producto”. Por ello, la eurodiputada reclama una modificación de la norma actual para que la indicación del país de origen sea obligatoria en el etiquetado de la miel y contemos con una verdadera armonización en el etiquetado de este producto.

Fuente: https://apiculturaiberica.com

Tags: españa, etiquetas, gobierno, miel, senado